ENTORNO


 

ORI

El monte Ori, el "dos mil" más occidental del Pirineo, se muestra imponente y esbelto al norte del Valle de Salazar.

Su cumbre, a la que se accede en apenas una hora desde el aparcamiento situado en el alto de Larrau, ofrece unas excepcionales vistas sobre la Selva de Irati y los picos cercanos. Si el día está despejado podrá incluso contemplar el Moncayo o el mar Cantábrico.

IRATI

La Selva de Irati es el segundo hayedo-abetal más extenso y mejor conservado de Europa, después de la Selva Negra de Alemania. Una inmensa mancha verde de unas 17.000 hectáreas que se mantiene en estado casi virgen. Se encuentra situada en el Pirineo oriental navarro, en una cuenca rodeada por montañas (Ori, Abodi...), en la cabecera de los pirenaicos valles de Aezkoa y Salazar.

 

REMENDIA

Es una área recreativa situada en el puerto del mismo nombre, en el término municipal de Jaurrieta, en dirección a Abaurrea Alta.
Remendía es una zona acondicionada para acoger al visitante. Dispone de espacio para aparcar, y hay dos senderos balizados que permiten practicar senderismo. Zona de pastos, es habitual la presencia de ganado, y proporciona unas magníficas vistas.

 

ABODI

Localizada al Noreste de los montes Baigura y Areta y al Norte de Salazar y Aezkoa, la Sierra de Abodi se extiende de Este a Oeste y ocupa un espacio flanqueado por la Selva de Irati y el barranco de Urroa.

El pico principal sobrepasa los 1.500 m. de altitud y recibe el mismo nombre que la Sierra.

En invierno se puede practicar el esqui de fondo en sus pistas, las cuales atraviesan parte del bosque de Irati.              

 

MUSKILDA

Ermita románica situada a más de 1000 metros de altura, en la cima del monte Muskilda a 4 km de Ochagavia. 

Destaca su talla gótica de la Virgen con el niño, su torre campanario con cubierta de tablilla. El santuario está rodeado por un muro de piedra y consta de dicha ermita y la casa del ermitaño.

 

La festividad de la Virgen se celebra el 8 de Septiembre, fecha en la que el grupo de danzantes bailan sus paloteados, pañuelo danza y jota en honor a su patrona y dirigidos por el Bobo, personaje que destaca por el colorido de su atuendo y la careta bifronte.